jueves, agosto 18, 2022
Inicio Agricultura La Justicia pide mejores controles en la producción frutihortícola

La Justicia pide mejores controles en la producción frutihortícola

0
404

Un fallo reciente de la Justicia provincial obliga al Estado de Santa Fe a mejorar tanto la periodicidad como la difusión de los controles sobre restos de agroquímicos en frutas y verduras, una decisión clave en un territorio donde alrededor del 30% de esa mercadería contiene productos químicos en exceso, con mezclas no permitidas o directamente prohibidos.

La presencia de químicos que exceden los límites permitidos en verduras y hortalizas determinó la decisión judicial.

La presencia de químicos que exceden los límites permitidos en verduras y hortalizas determinó la decisión judicial.

Esto llevó a que la jueza civil y comercial de Rosario Verónica Glotieb estableciera en septiembre del año pasado que tanto la Municipalidad rosarina como el Estado provincial realicen más y mejores controles sobre restos de agroquímicos en frutas y verduras en los mercados de concentración y de productores, y se informe los resultados a la ciudadanía a través de un portal web donde deben publicarse los resultados hallados y la periodicidad de los testeos.

La Provincia, a través de la Assal, será la autoridad de aplicación de los controles y de la difusión de los resultados. Si los controles detectan residuos no permitidos, se deberán aplicar medidas sanitarias y sanciones a quien corresponda.

“Es la primera provincia que tendrá que ser más transparente con la información a través de una web que cada seis meses informe los resultados de los testeos”, resaltó Zárate, quien también lleva procesos judiciales por el mismo tema en los fueros federales donde tanto el gobierno provincial como el municipal rosarino apelaron los recursos ante la Corte Suprema de la Nación.

Un tercio de frutas y verduras contaminados

Hace dos años, desde la Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria (Assal) informaron que el 30% de las verduras y frutas analizadas por ese organismo presentaban irregularidades respecto a la presencia de agroquímicos. Esto incluye en la mayoría de los casos dosis más altas de las permitidas y «desvío de usos» —o sea la presencia de determinado producto en un alimento que no corresponde según las normativas del Senasa—, hasta en algunas ocasiones la detección de productos prohibidos.

La Provincia de Santa Fe deberá realizar controles más estrictos sobre verduras y hortalizas y publicar los resultados en una página web.

La Provincia de Santa Fe deberá realizar controles más estrictos sobre verduras y hortalizas y publicar los resultados en una página web.

El dato se conoció después que Zárate presentara los amparos judiciales tras tener los resultados que, a título privado, hizo hacer en mercadería recolectada en dos verdulerías al azar de la ciudad de Rosario. Tras hacer analizar en los laboratorios de la Bolsa de Comercio de Rosario muestras de rúcula, pimiento, lechuga, apio, tomate, puerro, espinaca, zanahoria, frutilla y manzana, se detectó la presencia de agroquímicos en el 75 por ciento de los elementos analizados.

En esa paleta de químicos había de todo: algunos prohibidos total o parcialmente por la propia ley argentina; otros tolerados en Argentina pero prohibidos en otros países; otros cuyas mezclas no han sido estudiadas debidamente, y otros tolerados en el país pero aplicados en mayores dosis a las establecidas por el propio Senasa.

La rúcula fue la verdura más «fumigada» de las analizadas con la presencia de cinco químicos diferentes incluyendo forato, un producto que desde 2011 no puede utilizarse en el sector agropecuario según la resolución 532/2011 de la Secretaría de Agricultura de la Nación.

Un largo camino judicial

La investigación de Zárate, que comenzó en el 2013, apunta a que los organismos del Estado competentes en el tema garanticen el debido control de frutas y verduras y pongan a disposición de los ciudadanos información actualizada sobre cómo se controla la presencia de agroquímicos en alimentos.

En ese marco, la creación en la provincia del Santa Fe a mediados del año pasado de un programa de muestreo y control de residuos fitosanitarios en productos frutihortícolas frescos fue destacada por el profesional como un “gran avance” para garantizar alimentos más saludables y seguros para la población.

La Provincia, a través de la Assal, será la autoridad de aplicación de los controles y de la difusión de los resultados. Si los controles detectan residuos no permitidos, se deberán aplicar medidas sanitarias y sanciones a quien corresponda.

Pero además, y esto es una novedad, la Provincia tendrá que elaborar un informe anual sobre los resultados de los análisis y darlo a conocer entre los actores de la cadena agroalimentaria y autoridades competentes.

FUENTE: AIRE DE SANTA FE/JORGELINA HIBA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here